El fin de semana pasado fui a realizarme un ecocardiograma que me pidió mi médico, en general todo estaba bien, sólo debía cuidar un poco algunos malos hábitos que tenía. Fui a que mi doctor me revisara debido a unas punzadas que tenía en el pecho, que sólo eran del músculo pero quiso descartar cualquier problema cardíaco. Después de salir del consultorio llegue a casa y me puse a investigar formas de evitar problemas del corazón y me encontré con un artículo en el que mencionan algunas cosas de la vida cotidiana que pueden afectar nuestro corazón y que la mayoría no sabemos, pero ahora lo sabrán porque les compartiré las que consideré más extrañas.

Bien dicen que el amor está directamente relacionado con el corazón y hay situaciones en pareja que afectan no sólo emocionalmente, sino físicamente. El artículo mencionó que un matrimonio infeliz eleva el estrés y el colesterol, por lo que nos hacemos más propensos a tener problemas cardiovasculares. Menciona que esta situación afecta más a los hombres que a las mujeres y que va empeorando si la relación se va deteriorando cada vez más. Algunos médicos también han dicho que el síndrome de corazón roto es real y este sucede cuando sufrimos una decepción amorosa. El estrés que provoca que te rechacen puede llevar a que tengas problemas cardíacos debido a que las hormonas de estrés se van incrementando.

Muchos hombres y mujeres en este mundo roncamos y resulta que podría ser un problema para nuestro corazón, ya que aumenta el riesgo de hipertensión, latidos cardíacos irregulares, derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca y muerte por un infarto durante el sueño debido a la falta de oxígeno. La mala salud dental también está relacionada con las enfermedades cardiovasculares, ya que los niveles de inflamación en las encías está muy relacionado con el endurecimiento de las arterias. Si eres de los que les gusta trabajar de noche o lo hacen porque dejan juntar el trabajo, déjame decirte que el artículo también menciona que esto es peligroso, ya que el hacer largos turnos en el trabajo y no dormir bien puede provocar alteraciones en nuestro ritmo cardíaco, pues va afectando la funcionalidad de nuestra válvula. También si por trabajo o por gusto estás mucho tiempo sentado, podría representar un peligro para tu corazón, así como el tráfico con el que sufrimos día a día en la Ciudad.

Si bien los médicos recomiendan realizar una actividad física para mantener sano nuestro corazón, hacer ejercicio de más también puede ser malo, ya que las personas que realizan más de 7 horas de ejercicio a la semana tienen más del 80 por ciento de probabilidades de que desarrollen placa en las arterias, una señal de que podría avecinarse un problema cardiovascular. Saltarte el desayuno o no comer alimentos saludables podrían llevarte a tener problemas en el corazón, así como padecer algunas enfermedades a edad temprana como la menopausia y el no dormir bien, ya sea tanto tus horas como la comodidad necesaria. Aguas también con los traumas del pasado que también provocan estrés emocional y dañan nuestro corazón.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *