Desde hace unos meses se ha desarrollado una gran polémica en torno a los famosos “Dreamers”   que son hijos de migrantes ilegales quienes han crecido en Estados Unidos ergo vivido en su país toda su vida. Estos hijos de migrantes, muchos de ellos, hablan solo ingles aunque hay algunos que también hablan español como segunda lengua, algo que a mi punto de vista es importante para retener algo de la cultura de sus padres.  En este momento, el destino de los “dreamers” está en jaque puesto a que el presidente actual Donald Trump quiere regresarles a México.

Durante la presidencia de Barack Obama,  se creó un programa llamado “DACA” donde se les protegía de cualquier intento de cualquier tipo para sacárseles de los Estados Unidos un programa que Trump quiere disolver. Este tema es uno con muchos tentáculos de análisis puesto que hay varias cosas más allá de los “dreamers” como lo son sus familias,  individuos que la izquierda quiere forzosamente tener en Estados Unidos e inclusive familia de la familia. Esto es algo por supuesto que la derecha o inclusive los moderados no quieren por ningún motivo.

La razón por la que la izquierda necesita a estos migrantes en cantidades mayúsculas se debe a que tienen una obsesión con la diversidad  además de que los izquierdistas norteamericanos odian a su propio país por lo que lo quieren deformar a toda costa y bajo cualquier circunstancia haciendo de las minorías mayorías y de la supuesta mayoría una minoría a la cual no se le respetaría puesto a que son blancos, una cultura –blanca – aborrecida por la izquierda. Estas son las razones principales por la cual la izquierda quiere y necesita a las familias de los “dreamers” en los Estados Unidos.

Por el otro lado, la derecha tiene sus propias razones para no querer ni a los “dreamers” ni a sus familias en los Estados Unidos.  La primera razón de esto se debe a que tanto los “dreamers” como sus familiares que les trajeron, llegaron a suelo norteamericano de manera ilegal, es decir rompiendo la ley.  Esto a los ojos de muchos les hace criminales ya que el llegar y establecerse en los Estados Unidos de manera ilegal es un delito grave y el permitirles a ellos y a sus familias quedarse es impulsar el rompimiento de la ley. Otra razón importante por la cual muchos en la derecha han tomado esta postura, se debe a que existen muchísimas personas quienes están migrando a los Estados Unidos quienes lo están haciendo de manera legal y siguiendo el proceso estipulado por la ley para lo mismo,  lo que haría el dejar a los que llegaron ilegalmente quedarse algo injusto para los que lo hacen derecho.

Asimismo,  son muchos los migrantes que llegan a tierras norteamericanas los que en su interior aborrecen al país, algo que los norteamericanos verdaderos pueden notar con claridad y no se les hace nada justo y algo que pone las balanzas en desbalance.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *