LinkedIn se ha convertido en una de las redes sociales más fructíferas para buscar y encontrar empleo, así como para conocer personas de tu mismo ramo y compartir proyectos y trabajos. Sin embargo también es una fuente para los reclutadores de una organización para encontrar candidatos aptos para cierto puesto. Pero hay un aspecto fundamental que muchos usuarios, sobre todo aquellos que no son muy asiduos a esta plataforma, no toman en cuenta: las keywords o palabras clave. La mayoría de los que redactan su perfil lo hacen pensando o en ellos mismo, en sus gustos, en cómo les gustaría que los demás los leyeran, cuando debe ser pensando en cómo crees que te podrían buscar o encontrar. Por eso hoy decidí escribirles un poco sobre este tema para que corran a hacerle modificaciones a su cuenta y tengan una mejor exposición profesional.

Piensa en Google y en las estrategias de marketing que utilizan las empresas para que las puedas encontrar. Ellos no se enfocan en las palabras clave que más les gustan para aparecer en las primeras posiciones, sino que hacen un análisis de las keywords que más buscan los usuarios y las posiciones en las que se encuentra dentro de los buscadores. Algo similar debes hacer con tu cuenta de LinkedIn para que los encargados del reclutamiento de personal de las compañías te puedan encontrar y llames su atención. Es muy importante que tengas muy claro tu objetivo, ya que posiblemente ya tienes trabajo y sólo quieres compartir creaciones propias o vender algún producto, de igual manera las palabras que emplees serán vitales para lograr cierta relevancia dentro de la plataforma.

Enfoquémonos un poco más en aquellas personas que desean ser vistos por reclutadores para conseguir un empleo. Debes cuestionarte el puesto que deseas, puede ser uno o varios, eso ya dependerá de tus intereses y por supuesto tus habilidades y conocimientos. Supongamos que ya decidiste que quieres ser editor de contenidos o redactor dentro de un medio, pues deberás escribir las palabras con las que consideres podrían buscar a alguien para ese puesto, así como sus sinónimos, nunca dejes de lado todas las posibilidades que se puedan crear. Por ejemplo, en el caso antes mencionado podrías utilizar palabras como redacción, redactor, editor, corrector, estilos, medios impresos o digitales, escritor, entre otros. Ya teniendo estas palabras podrías mezclarlas o añadirles otras, como podría ser editor de estilo, corrector de textos, redactor web, editor en medios impresos, etc.

Recuerda que debes ponerte en la cabeza de las personas de recursos humanos, quienes serán los que se encarguen del proceso de reclutamiento, por lo que aunque a ti te parezca muy lindo, bonito e interesante tu perfil, puede que no sea visible ya que te olvidaste de poner palabras clave o keywords. Ahora que ya sabes que son de vital importancia, es hora de que vayas a tu LinkedIn y comiences a realizar cambios para tener una mayor exposición, recuerda que aunque no es una de las redes sociales más famosas, es la más profesional y la que te puede abrir nuevas puertas en tu carrera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *