Hace unos días, recibí los resultados de una biometría hemática, resultados que afortunadamente salieron de manera satisfecha. La razón por la cual fui a tomar dicha prueba se debe a que por algunas semanas, incluso probablemente meses, me había sentido bastante débil  además de que comencé a padecer de unos dolores estomacales muy fuertes. Estos síntomas me complicaban mucho la vida, ya que llego el punto en el que deje de tener ningún tipo de iniciativa de ningún tipo, lo que naturalmente se vio directamente reflejado en mi trabajo y en mis resultados.

Mientras estos síntomas tomaban posesión de mi desempeño, lo único que me podía ayudar era, extrañamente, una buena taza de café, aunque el resultado que yo buscaba – un golpe de Energía –   era solamente momentáneo y al final ya no podía conseguir esta descarga que buscaba. Mi solución a esto, como era obvio para mí en esos momentos, era el consumir más café. Sin embargo, llego el momento en que el café ya no tenía ningún tipo de efecto en mí. Inclusive me sucedía que mi taza extra me daba un extraño sueño pesado del cual no me podía deshacer.

Cuando esto comenzó a suceder, todo comenzó a cambiar en mi vida de un modo aún más negativo, ya que el sueño, la fatiga crónica, y los dolores estomacales incrementaron de manera substancial al grado que deje de ir a trabajar y me encerré en mi casa  buscando los mismos métodos para recuperar esa energía, lo que resulto naturalmente en algo totalmente adverso hasta que finalmente decidí recurrir al medico para ver que era lo que me estaba sucediendo ya que prácticamente ya no podía salir de la cama mas que para ir a hacerme mi café.

Cuando llegue al doctor, y le dije mis síntomas, inmediatamente me envió a hacerme un biometría hemática  y me hizo otros estudios donde se me diagnostico cuna colitis crónica y fatiga adrenal como resultado de una intoxicación de café, una condición bastante extraña que le pasa solo a muy pocas personas. La razón de esta intoxicación, como cualquier otra, se debe a que mis sistemas corporales de pronto se volvieron intolerantes al café lo que dio como resultado un intento expulsión de la cafeína y otros elementos propios al café.

Esta intoxicación en gran parte se dio también, según el médico,  se dio a cabo por el sobreconsumo de café por un largo periodo de tiempo. Por esta razón, me vi forzado dejar de tomar café un proceso que me ha sido tremendamente difícil puesto a  que la desintoxicación que sufre el cuerpo  en este proceso es uno muy complicado. En verdad el café es un producto sumamente adictivo con el que hay que tener cuidado ya que uno se puede convertir completamente dependiente ante el mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *