Hace unos días estuvimos en varios hoteles en Acapulco debido a que varios amigos y amigas estuvieron ahí con motivo de celebrar vacaciones de verano. Nosotros, por nuestra parte nos quedamos en nuestra casa, algo que siempre es conveniente menos en este tipo de ocasiones donde todos se encuentran en lugares confinados donde se tiene todos los servicios ya que estos es el equivalente a que nadie terminara lleno a la casa sino que terminaran por quedarse en sus propios hoteles lo que a su vez significa constantes visitas a distintos hoteles en todo  Acapulco.

Esto no es algo que me desagrade ya que la mayoría de los hoteles en el puerto de Acapulco son extraordinarios, sin embargo es el desplazamiento de aquí haya y de ahí a otro lado lo que lo hace mas pesado o tedioso ya que como se sabe cuando en Acapulco con muchas amistades lo mas seguro es que la sobriedad brinque por la ventana y así fue nuestro caso. En uno de esos hoteles nos encontramos a un peleador de la UFC  llamado Tony Ferguson quien pronto pelearía en Ciudad de México contra un muy buen peleador llamado Kevin Lee.

Naturalmente no tuvimos ningún tipo de relación ni conversación con el ya que cada que estábamos ahí se encontraba ocupado en su  campamento  de entrenamiento,  entrenamientos que son muy pesados y demandantes para poder desempeñarse de manera excelsa en el octágono. A diferencia de muchos otros deportes de contacto donde hay dos o tres peleadores que siempre se llevan el cinturón y que consecuentemente le llevan una gran ventaja técnica al segundo y tercer lugar, en la UFC esta lleno de tremendos peleadores lo que significa que la competencia es tan feroz como el combate mismo, tan feroz que a muchas personas no les gusta y esta prohibido en lugares como Europa.

Un campamento de entrenamiento en la UFC por lo general  dura nueve semanas de trabajo intenso en materia física, mental y técnica.  Cada día hay dos entrenamientos físicos donde se trabaja en una rutina general de cardio, velocidad y fuerza aplicados en varios tipos de combate dependiendo del estilo personal de cada peleador y del estilo del contrincante. Debido a que en la UFC los combates son de artes marciales mixtas (MMA) las opciones que se tienen para utilizar en un combate son amplias. Sin embargo, esto también es contraproducente debido a que se debe de ser – para ser un buen peleador en el octágono- hábil en varias disciplinas de artes marciales como el box; muay thai; judo; jiu jitsu brasileño y/o japonés; lucha grecorromana; karate do; taekwondo y algunas otras.

Naturalmente no todos los peleadores son buenos en todas estas esferas, sin embargo los campeones si lo son por lo que se requiere muchos distintos tipos de entrenamiento y prácticas para sobresalir además de una resistencia ante el dolor enorme ya que en la UFC las heridas son realmente duras.

Tengo muchas ganas de ver esa pelea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *