Las aerolíneas de bajo costo hacen algunas cosas de forma diferente a sus contrapartes de servicio completo.

En primer lugar, ofrecen boletos significativamente más baratos y este tipo de vuelos no necesariamente son los más atractivos para aquellos viajeros que buscan toda una experiencia en un vuelo cómodo y con un servicio de 5 estrellas.

Lo que sí tienes a tu alcance es que puedes encontrar vuelos baratos a diversos destinos y saltar de un país a otro dentro de este tipo de aerolíneas.

Sin embargo, debes tener muy en claro los siguientes 4 puntos:

1) Las líneas aéreas económicas son tan seguras como las líneas aéreas regulares

Contrariamente a la creencia popular, las aerolíneas de bajo costo no son más baratas debido a que tengan una seguridad inferior.

De hecho, la ubicación del avión, no el tipo de línea aérea, determina la probabilidad de colisión.

Un ejemplo muy claro lo vemos en un reporte sobre desastres de aviación en Europa y América del Norte en donde 9 de los 10 mayore desastres involucraron a aerolíneas no presupuestadas.

Cualquier aerolínea en cualquier lugar del mundo sabe que los accidentes o la reputación de poca seguridad son malos para el negocio. Ante una mala reputación una aerolínea perderá mucho más dinero de lo que ganaría al reducir las barreras en lo que respecta a seguridad.

La realidad es esta: las aerolíneas de servicio completo ofrecen extras que pueden cargarse fácilmente en el boleto según sea necesario.

Las generosas asignaciones de equipaje y las bebidas y comidas gratuitas son ejemplos principales de esto. ¿Qué quiero decir? Que estos “extras” no son gratuitos, son parte de un precio más alto.

Por lo tanto, al comprar boletos más caros estarás viendo tu dinero en esos extras, no hacia la seguridad.

2) Es probable que tengas que pagar por el peso del equipaje

En lugar de ofrecer boletos de mayor precio que incluyen grandes cantidades de peso, las aerolíneas de bajo costo tienen un pequeño monto de equipaje de mano entre 7-10kgs.

Antes de comprar un boleto en este tipo de aerolíneas, siempre revisa la franquicia de equipaje.

La mayoría de las aerolíneas brindan indicaciones claras para esto y, a menudo, es significativamente más económico agregar tu equipaje permitido con anticipación (en lugar de hacerlo al llegar al aeropuerto).

Y como regla general: SIEMPRE respete las restricciones de tamaño y peso.

No adivines y no esperes esquivar la escala de equipaje del aeropuerto. ¿Por qué? Porque al excederte de equipaje, el pago extra te puede salir igual o hasta más caro que el mismo boleto que tienes en la mano.

De hecho, muchas aerolíneas de bajo costo hacen cumplir las tarifas por exceso de equipaje ¡así que no te arriesguen a esperar a que no lo hagan y termines pagando de más!

Recuerda, mayor peso del equipaje = mayor consumo de combustible. En otras palabras, estás pagando por lo que usas.

3) Comida y bebida a bordo son a menudo un extra

Como lo mencionamos, la “comida gratis” que recibes en las líneas aéreas de servicio completo en realidad se paga en tu boleto incrementando su precio.

Como tal, las aerolíneas de bajo costo no te cobran por esto para reducir los costos. Esto significa que si quieres comida o bebida (a menudo incluso café o agua), tendrás que pagarlos.

Actualmente, las aerolíneas de bajo costo ofrecen durante el vuelo comida o bebida pero notarás que son un tanto exorbitantes en su precio.

Si tu objetivo es ahorrar, trae contigo un bocadillo sellado y/o compra comida/bebida después de pasar la seguridad.

4) Imprimir tu propio boleto

Comprueba con anticipación si la aerolínea requiere que imprimas tu boleto y/o haga el check-in en línea ya que pueden cobrarte este servicio una vez que te encuentres documentando tu vuelo.

Si estás viajando y no tienes acceso a una impresora, pregunta en la recepción de tu alojamiento o considera imprimirlo en algún establecimiento previamente, así ahorrarás tiempo y dinero.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *